Noticias

¿Quieres estar al día de las últimas novedades sobre tecnologías y sobre el uso que los menores hacen de ella? En esta sección ponemos a tu disposición un completo repositorio de noticias para que no te pierdas nada de lo que está ocurriendo a tu alrededor.

Pokémon GO, cuando los videojuegos salen a la calle


El primer gran éxito de los juegos de realidad aumentada llega de la mano de Nintendo y sus Pokémons, animando a jugadores y jugadoras a capturar, combatir y entrenar criaturas virtuales, con la diferencia de que en este caso se debe hacer caminando en el mundo real. Gracias a la fusión del mundo real y el mundo virtual, Pokémon GO combate el sedentarismo y fomenta las interacciones cara a cara entre quienes lo juegan, pero también ha provocado que muchas personas salgan a la calle a jugar sin pensar en algunos de los riesgos a los que nos expone la realidad aumentada.

Gracias a las posibilidades que ofrecen los dispositivos móviles actuales, Pokémon GO consigue que estos “bichos” se integren en el mundo físico gracias a la realidad aumentada y la geolocalización, haciendo que un videojuego que hasta ahora era 100% virtual tenga un importante componente real: las calles y carreteras de nuestras ciudades y pueblos.

Nintendo se ha propuesto lanzarlo en hasta 200 países creando un fenómeno global sin precedentes, y el juego está disponible en varios países de habla hispana. El éxito de este nuevo lanzamiento de Nintendo ha traído consigo que millones de personas salgan a jugar sin tomar ninguna precaución ni prestar la atención requerida. Despistes e imprudencias hacen de este juego un deporte electrónico de riesgo donde pueden ocurrir todo tipo de calamidades: tropezones varios, caídas desde puentes, accidentes de tráfico, chapuzones inesperados, e incluso toparse con alguna persona que se alegre demasiado de que pasemos por su lado.

Se puede decir que esta actividad se convierte en arriesgada al perder completamente la atención al entorno, puesto que se centra en la pantalla. Así que si queremos atrapar a todos los Pókemon, más nos vale hacerlo con cuidado y recordando que si bien Charmander, Charizar, PIkachu y compañía no son más que un puñado de pixeles en nuestra pantalla, el resto de los elementos que los rodean son tan reales como nuestras ganas de pasarlo bien.

Malware, micropagos, gasto de datos, privacidad expuesta…

Antes de llegar oficialmente a las tiendas de apps de cada país, las descargas de versiones piratas fueron frecuentes, situación aprovechada por personas con mala intención que plagaron de malware algunas de las versiones que ponían a disposición para descargar. En ellas, virus y troyanos que podían afectar tanto nuestro dispositivo como a nuestro bolsillo campaban a sus anchas, e incluso había versiones no oficiales de Pokémon GO que incorporaban herramientas de acceso remoto para obtener el control absoluto del teléfono de las víctimas.

Ahora que el juego está disponible en la mayoría de países, han comenzado a aparecer aplicaciones para mejorar la experiencia del juego, con algunas apps que legítimamente nos ofrecen algún servicio o ventaja, pero muchas aprovechando la excusa para solicitar información personal sin decir el uso que harán del mismo. En este tipo de apps adicionales para complementar la experiencia de Pokémon GO también se están viendo muchas versiones con malware incorporado, así que antes de aventurarse a probar alguna, siempre mejor tener un buen antivirus instalado en el Smartphone.

Tampoco las baterías de los dispositivos están preparadas para sostener una actividad prolongada con la exigencia tecnológica de un juego como Pokémon Go: pantalla encendida, GPS activado, conexión a Internet permanente… una fórmula perfecta para dejar nuestra batería vacía mientras llenamos nuestro Pokédex de criaturas cada vez más evolucionadas, y algún que otro disgusto en la factura al ver los planes de datos consumidos.

Debemos recordar también que cuando algo es aparentemente gratuito, siempre hay truco detrás, y esta versión de Pokémon GO sigue la filosofía de las apps FREEMIUM que provoca que niños y niñas lleguen a realizar micropagos sin darse cuenta del coste económico final que conlleva. El juego permite adquirir Pokemonedas que sirven para intercambiar objetos y poderes que ayuden a progresar en el juego con menos esfuerzo.

[Videojuegos "gratuitos" ¿Conoces qué son el FREEMIUM y las compras integradas? (Serie Pilar y su celular)]

Juego social que ataja el sedentarismo asociado a los videojuegos

La fama de los Pokémon de Nintendo gracias a la serie de televisión y los distintos videojuegos lanzados en los últimos 20 años ha hecho que esta versión con realidad aumentada haya tenido un éxito sin precedentes, animando a muchas personas a levantarse del sofá y jugarlo en las calles y parques de sus municipios. Quienes juegan a Pokémon GO descubren que los videojuegos no tienen por qué estar siempre asociados a una vida sedentaria y poco saludable.

Pokémon GO consigue exitosamente que la gente salga a la calle, se mueva, e interactúe con otras personas. Caminar es beneficioso para mejorar el estado de ánimo, y evitar los riesgos asociados a la vida sedentaria, como son el riesgo de padecer diabetes o enfermedades cardiovasculares. Pero como en cualquier otra actividad deportiva, debemos progresar gradualmente y tener cuidado tanto de la fatiga, como de las lesiones que pudieran derivar de una falta de preparación: esquinces, tirones, desgarros musculares o fracturas.

Las distintas paradas Pokémon (pokéstops) que se encuentran ubicadas en lugares interesantes animan a la gente a conocerlos con la excusa de tener que acercarse a ellos para buscar algún Pokémon valioso y poco frecuente. Normalmente son el punto de encuentro perfecto para compartir nuestra afición y conocer a gente, pero el éxito del juego ha llevado a que algunos lugares se colapsen ante tal afluencia de entrenadores y entrenadoras de Pokémon.

Jugar sin abusar

Finalmente, nuestro afán por coleccionar y competir, concepto explotado magistralmente por la saga Pokémon, puede traer consigo problemas de adicción al estar algunas personas más pendientes de la caza de las criaturas que del resto de la vida que se debe atender y también disfrutar

Además de recomendar caminar por lugares seguros a niños y niñas, siempre mejor acompañado por una persona adulta, también habría que limitar el tiempo de juego para no dejar que se convierta en una obsesión, ya que en estos momentos se está invirtiendo más tiempo para jugar al Pokémon GO que para atender Snapchat, Whatsapp e Instagram juntos.


Comentarios

No hay comentarios por el momento

Nota Los comentarios serán revisados por un moderador antes de ser publicados. Tu comentario no será visible en el momento del envío.

Noticias